ISO-14001
Prevención de la corrosión

Abrazaderas MPC resistentes a la corrosión

Con una mejor estructura se puede reducir e incluso prevenir la corrosión en las abrazaderas. Para ello la MPC Industries propone cumplir los siguientes principios básicos:

  • Evite que durante mucho tiempo se quede agua en la estructura. El agua es un medio útil para transportar los productos de la reacción química. 
  • Evite que se acumulen materiales contaminantes.
  • Hay que evitar la creación de grietas. Estas pueden llenarse con humedad.
  • Evite las aberturas angostas. Estas dificultan llevar la capa protectora y/o el tratamiento de mantenimiento.
  • Evite la creación de bordes puntiagudos. En estas zonas la estructura se daña más fácilmente. La capa protectoria llevada sobre la superficie es mucho más fina en los bordes.
  • Asegure que las soldaduras sean rectas, es posible que sea necesaria su mecanización posterior.
  • Evite la corrosión de contacto. Elija metales diferentes.
  • Diseñe productos de fácil mantenimiento.

Elección del material

Algunos materiales son más sensibles a la corrosión. En la prevención de la corrosión el primer paso es la selección del material, por ejemplo del acero inoxidable.  Las abrazaderas de manguera de la MPC se fabrican exclusivamente de acero de alta calidad, según el tipo del producto contienen en proporciones distintas acero inoxidable. Marcamos la composición del material con la letra W seguida por un número entre 1 y 5. El número hace referencia a la proporción de cantidad del acero inoxidable que se encuentra en la abrazadera: mientras mayor sea el número, más acero inoxidable tiene la abrazadera, es decir es más resistente a la corrosión.

Capa protectora

Es posible proteger del ambiente que causa la corrosión (por ejemplo el aire) los materiales sensibles a la corrosión, en la siguiente forma: 

  • Con una capa protectora (pintura o barniz)
  • Zincado, por ejemplo con galvanización.
  • Recubrimiento con esmalte, con el método conocido en el caso de las casuelas caseras resistentes a la corrosión.
  • Anodizar el aluminio , durante la cual se crea una capa de óxido con la ayuda de una reacción electroquímica, evitando así la corrosión.
  • Para tratar la superficie se sumerge a la solución que favorece el proceso de oxidación con su contenido de metal alcalino, por lo que en la superficie de los productos tratados se crea una fina capa e óxido de hierro.

En caso de algunos materiales (aluminio, acero inoxidable: az oxid  se crea una fuerte capa protectora en la superficie metálica que impide la oxidación de las capas más profundas. El hierro es diferente que los demás metales arriba mencionados, dado que el óxido que se forma en su superficie tiene estructura porosa. 

Fuente: Wikipedia